El Barrio de La Estación

Barrio de la estacion, Lovaina

El entorno de La Estación es una de las vías de entrada a Lovaina. A ambos lados del ‘pasillo ferroviario’ y alrededor de Martelarenplein se hallan ejemplos interesantes de arquitectura contemporánea. La transformación del barrio le ha devuelto la vida pues hoy en día es una parte esencial de Lovaina.

En primer lugar, contemplaremos la Casa de la Provincia la cual destaca por sus vistas, sus materiales y su estructura. La planta baja es totalmente accesible al público. En el edificio destacan seis obras de arte contemporáneo perfectamente integradas. Admeás, hay que fijarse es en el balcón amarillo en la torre de Aglaia Konrad.

Luego, sobresalen los edificios de la zona de oficinas los cuales están conectados mediante un gran paseo de piedra natural: una especie de balcón peatonal megalómano con bancos dispuestos en varios lugares que proporcionan luz diurna el aparcamientopara bicicletas situado en la parte inferior.  El conjunto constituye un animado paisaje urbano.  A lo largo del bulevar también nos encontramos dos obras de arte: ‘El Rapto de Europa’ de Rik Poot y  ‘La Mano de Prometeo’ de Wouter Moulier.

Debido a que la fachada de Martelarenplein únicamente tenía seis metros de ancho, KBC (un consorcio bancario y de seguros belga) diseñó sus nuevas oficinas con una llamativa fachada estrecha. A continuación se construyó un voladizo alargado suspendido a diez metros encima del suelo.

Martelarenplein es el corazón del barrio. La reconstrucción de esta  plaza (principios del presente siglo) hizo que se convirtiera en la recepción de Lovaina. El tráfico que antiguamente hacía de esta plaza una especie de jungla urbana se ha soterrado en gran medida.  El nuevo aparcamiento de Martelarenplein es un lugar fascinante por sus efectos de luz.

Por otra parte, la empresa de transporte de Lijn es un edificio  de oficinas anexo a la terminal de autobuses regionales. El complejo está a su vez unido al aparcamiento subterráneo, el túnel peatonal y la estación de tren.

Por último, el Centro Administrativo Flamenco es la piedra angular del entorno. El edificio de piedra natural gris consta de un zócalo alargado y una torre de 16 plantas. De las cuatro plantas del zócalo, una desaparece bajo tierra.

Foto vía Knack

Tags:

Imprimir Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top